Inicio

Cuaderno de Bitácora

Adiós, Salva

Revolución silenciosa

    Parte de mi vida ha sido abatida, una guitarra eléctrica al otro lado desprende acordes de heavy metal, notas desafiantes para una despedida.

    La montaña añora tus decididos pasos sobre la fría y helada nieve de la cumbre, añora tu tímido pensamiento en el viento que vuela y te imagina.

    Una melodía te esperará al otro lado desde un gran escenario hecho para ti, la música sonará con fuerza, disfrútala, solo tú te la mereces.

    Sin señales de stop, sin límite de velocidad, nadie podrá frenarte, hoy volarás libre, ya pagaste tus deudas, y por fin tocarás en una banda de rock hacia la tierra prometida por una autopista hacia el cielo.

    Tenemos una salida pendiente, prepararé la mochila hasta entonces y cuando me llegue la hora del viaje caminaremos al otro lado de la cumbre.